domingo

LA MALA BIBLIA


Las creencias en lo sobrenatural son casi tan antiguas como el origen del Hombre. Evolucionado de sus ancestros primates, el Homo Sapiens comenzó a creer que todo aquello que ocurría en su hostil alrededor era debido a entidades sobrenaturales que guiaban el devenir de los acontecimientos. Además, el miedo fue otro de sus primitivos sentimientos, por lo que sostener unas buenas relaciones con los “creadores” de sus vidas y sus entornos fue quizás su principal actitud ante el difícil panorama de la supervivencia.

Así, la aparición de deidades de todo tipo, ídolos, brujos, ángeles, misterios,
leyendas, entes fantásticos, encantamientos, etc.,etc. fue algo natural, un proceso de evolución de la consciencia para defenderse de los infinitos peligros que continuamente le acechaban. Nacieron entonces una serie de entidades sobrenaturales que gobernaban el mundo y a las que había que rendir un culto especial, una “adoración”, ya que de ellas dependía absolutamente todo y había que mantener una relación de sumisión extrema. Es decir, el hombre primitivo creó lo sobrenatural, no lo sobrenatural creó al hombre primitivo.

LA MALA BIBLIA

No hay comentarios:

Publicar un comentario